CLICK HERE FOR THOUSANDS OF FREE BLOGGER TEMPLATES »

miércoles, 6 de febrero de 2008

El hombre y la mujer

El hombre es la más elevada de las criaturas.
La mujer es el mas sublime de los ideales.

El hombre es el cerebro
La mujer es el corazón .

El cerebro fabrica la luz;
el corazón, el amor.
La luz fecunda, el amor resucita.

El hombre es fuerte por la razón
La mujer es invencible por las lágrimas.
La razón convence.
Las lágrimas conmueven .

El hombre es capaz de todos los heroísmos.
La mujer de todos los martirios.
El heroísmo ennoblece; el martirio sublima.

El hombre es un código.
La mujer es un evangelio.
El código corrige; el evangelio perfecciona.

El hombre es un templo.
La mujer es un sagrario.
Ante el templo nos descubrimos;
Ante el sagrario nos arrodillamos.

El hombre piensa.
La mujer sueña.
Pensar es tener en el cráneo una larva;
Soñar es tener en la frente una aureola.

El hombre es un océano.
La mujer es un lago.
El océano tiene la perla que adorna.
El lago la poesía que deslumbra.

El hombre es el águila que vuela
La mujer es el ruiseñor que canta.
Volar es dominar el espacio.
Cantar es conquistar el alma.

En fin ...
El hombre está colocado donde termina la tierra
La mujer donde comienza el cielo...



Ensoñador y verdadero...Un dulce poema de Víctor Hugo Barreneche


6 comentarios:

lágrimas de mar dijo...

cuando un hombre y una mujer se aman no hay nada ni nadie que los pueda separar

besotes

lágrimas de mar

El Samurai Entiende dijo...

Encantado Susana.

Es un inesperado placer encontrarte.

Marcela dijo...

Susana,
Esto que publicaste es maravilloso y bastante cierto.
Somos más pasionales, pura emoción y fuerza, y más sentimentales sin dejar de lado el pensamiento y la razón.
Por suerte, somos diferentes y hacemos de este mundo algo mucho mas sensible y colorido.

Un beso!

Excelente!

Nacho Epuñan dijo...

Susana, lo que has publicado es realmente bello, son palabras bellas y armónicas.

El complemento entre la mujer y el hombre es diferente en cada pareja; las almas reaccionan de diferente forma a la química y los elementos de otras almas, y cuando encuentras la alquimia necesaria para unir los elementos de dos almas (no necesariamente hombre y/o mujer) nace la luz, la luz del balance y el equilibrio.
La naturaleza está hecha bajo una ley; "nada es perfecto por si solo, la perfección se alcanza al unir dos elementos"

un saludo afectuoso de compatriota.

Espero visites mi blog

http://cinemanimalito.blogspot.com

Alberto Espejel dijo...

preciosa ésta idea de lo complementario, ojalá fuera de uso común para así evitar tanta absurda jerarquía histórica

Walter Pineda dijo...

Pero qué hermoso, excelente, quede fascinado, esto es lo que siempre tienes que buscar Linda Poeta, esto, lo original, lo que embruja, lo que deja como si hubiesen comido asi un chocolate de grande lleno de almendras...extasiado.

Wpineda