CLICK HERE FOR THOUSANDS OF FREE BLOGGER TEMPLATES »

miércoles, 13 de septiembre de 2006

Mi primavera

...y cada vez que estos templados vientos primaverales tocan mi ventana, mi alma se abre al éxtasis y a los augurios de tiempos colmados de renovadas esperanzas y gratas sensaciones.











El silencio del viento susurra en mis oídos ecos de tiempos nuevos, de esperanzas cargadas de emociones; mis pensamientos ya no continúan vacíos , ahora tienen un nombre; el cielo me aguarda para volar contigo.
Tu corazón va dejando la tierra de mi olvido que en un momento visitó inexorablemente.
El amor renace de la transformación y lo acompañan estos días tan hermosos, días que dejaron atrás la oscuridad; de mañanas y tardes iluminadas que arrojaron lejos al gris y frío invierno, dando paso a mi tan ansiada y bella primavera que alegra mi vida ,que le canta a mi alma con ese canto engarzado de trinos y sonidos augurando tiempos de emociones y logrando sentirme viva nuevamente.

Mis sueños siguen creyendo que vivo a través de ellos. Hay días que vivo añorándote y otros que no quiero recordarte porque me hace mal, porque me rehuso a que entres en mis espacios como negándome a que las raíces de la desilusión se enreden otra vez en mi mundo, atrapándolo sin dejarme ver el futuro por toda la incertidumbre que te rodea , y negándome a la posibilidad de verte otra vez volar en las malditas alas de tu confusión, a ese mundo tan hermético, tan tuyo.

Mientras tanto mis fantasías siguen avanzando abonadas por estos dulces vientos primaverales ,a donde mi mente las lleva navegando en un mar de olas cargadas de transparentes sentimientos, esos sentimientos tan puros y constantes que siempre te entregué, que te llenaron de las más calidas caricias , de esos que sólo en contadas ocasiones tenemos el placer de disfrutar y que con la llegada del alba renovamos día a día.




Apareces flotando entre las hadas, gnomos y druidas de mis tierras encantadas saturadas de preguntas que nunca fueron hechas e inquietudes que jamás fueron disipadas por esos tremendos abismos que se interpusieron y que aún existen hasta cuando llegue el momento.
Suavemente sigues avanzando y vas llegando a mi orilla mansa y espumante y un cielo azul me trae nuevas ilusiones. Me muestra nuevos horizontes que quiero tocar con la blancura de mis manos ansiosas de caricias que se trucaron y que nunca fueron entregadas, pero aún no sé si estarás ahí...Tal vez.
Quizás la infinita paz de su azul eterno nos brindará la dicha que en algún momento de nuestros espacios y tiempos, tímidamente quisimos lograr y que nuestros egoísmos internos en conjunto con las lápidas macilentas de nuestros temores pasados colmados de las más funestas reminiscencias, nos la arrancaron.


Oh, brisas nuevas! Oh, verdes bosques! Oh, primavera querida! grítenme que
puedo se feliz, grítenme que confíe, arránquenme estas confusiones que todavía carcomen mi espíritu, háganme creer en él, en las ganas de ser mejor; no permitan que las silenciosas sombras lleguen otra vez abrazándome con sus gélidos brazos, entregándome a la confusión , deteniéndome y no dejándome caminar hacia una nueva era.

Primavera ansiada, ayúdame!! Es un ruego. Confórtame con tu esencia , hechízame con tu natural magia, acércate y dime al oído que tenga paz, que me la merezco, que me traerás el más hermoso regalo, ese que no se compra , ese que no se vende, ese que sólo existe porque sí, porque Dios así lo dictaminó, ese que se regala sin condiciones, que se entrega con todo el ser y que nace desde lo más profundo , desde lo más sagrado de nuestras almas y que nos hace elevar suspiros al edén cuando lo sentimos, ese, llamado Amor.
Toda la naturaleza vibra junto conmigo haciendo emocionarme con el más mínimo milagro que produce. Las golondrinas aceleran sus suaves trinos y las mariposas vistiéndose con sus más vistosos trajes juegan a ser adultas.


Renazco a la luz de este tiempo y me embriago con su dulzor.
Mis sentidos se exaltan sintiéndose más a flor de piel que nunca.
Mis emociones se multiplican al sólo ser tocadas con la más suave pluma, y tanto las alegrías como las melancolías toman formas propias moviéndose a su antojo desafiando a mi voluntad.
Siempre es así, no lo puedo evitar.

Imaginaré que una vez más me abrazarás, porque hoy solamente me queda imaginar...no tengo más.
Imaginaré que volveremos a vernos, a seducirnos, a sentirnos, a querernos pero, dejando atrás las incoherencias; imaginando que ahora si el camino es recto y que no existen desvíos.

¿Nos prepararemos para un prometedor encuentro? ¿Lo publicará el diario de la capital? ¿Lo anunciarán las cantarinas aves y todas las aromáticas flores se irán abriendo a nuestro paso?
¿Se detendrá el mundo por un momento , sólo dejándonos mover ondulantemente por toda su faz? ¿O acaso la locura nos llevará en su hombro y nos trasladará a la luna pintándola de rojo y dándole la forma de un corazón para dejarnos siempre allí y que hagamos de ella nuestro hogar junto a los cometas y estrellas fugaces? Y que en nuestra omnipresente locura, nos convirtamos en los seres más extraños vistos , locos, locos y más locos ,tú con medio melón en la cabeza y yo con las rayas de la blusa pintadas en la piel. Y le gritaremos a todos lo felices que somos.
Uff!! como río al pensarlo...que loca estoy!

¿Qué pensarás?
Lo verdaderamente cuerdo que puedo concluir es que nuestro único testigo real será mi primavera, la que nos sonreirá por vernos al fin juntos o la que nos acurrucará para consolarnos por nuestro último fracaso...la única.
Calmadamente otra vez me iré y atravesaré mis frondosos y místicos bosques siguiendo el camino del sol , su ruta ,con la esperanza de que mi dulce estación convenga como acordamos mi más grandísimo deseo...ese, que ambos sabemos y que anhelamos tan profundamente corazón.



2 comentarios:

Rodrigo dijo...

Hey Susana.Ya no me quedan palabras para poder expresarte todo lo que me arrojas en tus espectaculares escritos.Como quisiera tener tu inspiración, tu embrujo.No me cabe duda que eres una mujer fenomenal y con sentimientos notables.Dichoso aquel que disfruta de tus palabras al oído.
Eres como la golondrina que enternece con sólo mirarla.
Igual deseo ansiadamente, que un día podamos contactarnos.
Mi más eterna admiración y mi más grande idolatría.
Rodrigo S.

Anónimo dijo...

Hola amor : espero ansiosamente que esta primavera abra los candados de nuestros encierros, y permita que las grandes cumbres que nos separan de momento se conviertan para nosotros en una florida llanura que culmine en tu océano, en un camino sin desvíos que me lleve a tu encuentro, un encuentro que tanto anhelamos, que tanto deseamos...
Te amo...
Ricardo