CLICK HERE FOR THOUSANDS OF FREE BLOGGER TEMPLATES »

domingo, 3 de septiembre de 2006

Pintando tu retrato

“Cada vez que reinicio mis recuerdos, es imposible dejar de tomar mi lápiz, mis colores, mi pincel y mi tela para comenzar a plasmar lo que arroja mi mente unida a mis sentimientos, ya que ambos son uno, inseparables, dándole forma a ese ser que fue y que el tiempo me responderá si volverá a ser uno de los motores que le den marcha a mi vida”


Yo no soy ningún ángel bajado del cielo, ni mucho menos una diosa, sin embargo me conoces tan bien en este poco tiempo transcurrido que aunque pase mucha gente por tu lado , no podrás dejar de reconocerme...¿cómo me ves?
Muchas veces me despierto de noche empapada en sudores y no sé qué pesadilla ha sido la que ha embriagado mis sueños. Y así, como un grito, me revuelven el estómago los recuerdos y siento que la nostalgia coagula mi sangre y mis ojos se escarchan, llegando así hasta mi corazón los gemidos más lúgubres.
No sé qué me ha pasado. Yo era muy distinta antes. Era menos vital, más tranquila y menos romántica. Fumaba más, tenía sueños y proyectos como ahora, pero más pausados, lejanos casi irreales ,provenientes de una realidad casi inimaginable y apareciste tú, en el umbral de mis ilusiones, sin tocar a mi puerta , sólo descubriéndome de a poquito como quién busca en el desierto ese oasis de vida que te colmará de provisiones para nuevamente retomar el viaje a los confines de tus más anhelados deseos de felicidad.
Así llegaste como llegan las grandes sorpresas de la vida... sin avisar. Sin embargo , no me dejabas verte al menos como yo quería, te escondiste dentro de tus escudos, para no estar a la expensa de lo que pensabas te podía hacer sufrir.
Hasta que un día comenzaste a descubrirte como lo que eras, como quien eras y en mi pasaron muchas cosas que me gustaría que conocieras ,mas aún, no te las diré...
Te conocía como una persona de colores algo oscuros o por lo menos esos eran los que me fuiste mostrando, que formaban parte de tu propio mundo inmenso e indiferenciado y pensé muchas veces planteártelo...¿ dónde están los otros colores, los más claros, los más vibrantes, los más llenos de vida y de luz ? Y de un momento a otro a lo mejor sin darte cuenta, empezaron a aparecer en el arco iris que fuiste formando muy sutilmente en mi cielo , esos faltantes que yo tanto anhelaba poseer para poder terminar mi cuadro.¿Es que a caso nunca te dije que necesitaba de tus colores para poder terminar mi obra? Y que mi obra terminaba en el comienzo de un nuevo hombre? Bien, ahora te lo digo, ahora lo sabes; es que callo aún muchas cosas, quizás esta caja de Pandora proveniente del otro lado de los Andes y del océano más profundo, no quiere abrirse completamente todavía porque también está creando nuevos colores para mezclarlos con los tuyos , con el sólo afán de inventar un nuevo arcoiris ,una nueva gama, la propia, la nuestra , inventores que somos, para pintar nuestro propio mundo a nuestra propia pinta, a lo mejor de azul dorado o de rojo ceniza, las estrellas... rosadas, la luna ...turquesa, el sol...carmesí no sé, ufff!! Que locura!!
Nuestra acuarela es inmensa y sabemos que podremos inventar todos los que queramos, tenemos todas las gamas, sólo tenemos que saberlas aplicar, y saberlas mezclar las veces que consideremos necesarias porque lo genuino y lo novedoso es la base para renovar lo que un día se durmió en ese espacio que a conciencia creamos.

El sopor me ha hecho alucinar y despierto aterrorizada al ver como los luceros giraban en torno a ti, a tu silueta que apareció en mi penumbra como un fantasma , pero tenías otra luz, quizás producto de todos los colores que semidormida creé.
Mis luces y mis sombras, tomaron cuerpo a tu alrededor y el conjunto me mostró al otro hombre a ese que te conté hace un rato, ese que inspiró mi cuadro. Pero en un instante enciendo mi lámpara y sólo estaba yo, sola con un cigarrillo encendido en la mano.
¿Qué ha pasado?- me pregunto, si fue tan real,¿ es que acaso deliro? Nuevamente salgo así como estoy salgo a la calle buscándote, pero tú no estabas, ya no volviste a estar nunca más.

Me queda tu imagen tan extraña entre lo nítido y lo borroso. Tu imagen cruel y dulce.
Tus ojos que a veces me dejaron sumergirme en lo que no querías mostrar, mas lentamente se fueron vertiendo y diciéndome lo que querían.
Hoy guardo mi obra, hoy guardo tu retrato, ese pictograma de tus miedos e ilusiones, de lo que mostrabas y de lo que realmente eras, tus experiencias y tus composiciones, de los escritos que un día escribí en ninguna parte y que nunca leíste y de los que escribí en todos tus viajes y que tanto disfrutabas al saber que estaban dibujados para ti; de los besos que perdí porque nunca fueron dados , de las caricias que ahogué porque nunca fueron saciadas.
Guardo los dolores para otro invierno, para la muerte, para un más allá, porque aquí tan cerca y tan lejos, sólo tengo tu recuerdo.
Este retrato que yo pinté hoy con lo que alcanzaste a entregarme y con las palabras que me regalaste. Este retrato del amor antiguo y nuevo que un día llegó con la ilusión y partió por el miedo , que un día no supo si realmente lo que iba descubriendo era amor del bueno o un efímero capricho del alma y que con el paso de las tardes y las noches se fue disipando.
Algo me dice que los trazos de las palabras que pinto son los obsequios que nadie te otorgó, que tengo la dicha de ser la única en entregarte lo que he sentido de esta forma, aunque en otras ocasiones también te hayan escrito...me equivoco? Creo que no y así lo siento. De si seré la primera y la última, aún es muy luego para presumir , ninguno tiene la respuesta.
De lo que si estoy convencida es que no puedes quedar indiferente a mis versos y dejar de sentir esas estrellas en tu vientre cuando te trato de transmitir lo que pienso y siento. ¿Quién te amó tanto y desde lo más puro?¿Quién derramó tanta tinta por tus delgadas manos , tus párpados cansados y tu voz grave?
Sólo ilusióname y déjame creer que sólo yo soy la única, que yo lo he logrado y que sólo yo puedo pintar... tu retrato.

1 comentarios:

Frank dijo...

Saludos escritora, no resistí la tentación de entrar nuevamente a leer tus letras y cada vez me sorprendo más por todo lo que sientes y como lo expresas.
Te dejo mis abrazos , verdaderamente hermoso.Frank