CLICK HERE FOR THOUSANDS OF FREE BLOGGER TEMPLATES »

domingo, 4 de febrero de 2007

Regalarte mi luna


Es acaso ese magnetismo oculto, que me transforma y me hace proponerte los deseos más escondidos? ...es acaso mi luna la causante de mis nocturnas locuras?




En esta noche estrellada te pido niño que te acerques despacio casi sin hacer ruido, que no toques nada, que te dejes llevar por todo lo que se está formando. Por esa energía tan fuerte que nos une.
Que dejes como si nada que aquella luna que nos mira, nos envíe suavemente en sus tenues rayos todo el misterio y la magia que motivarán este encuentro.
Ven, acércate entre las mil miradas que te lanzo y el sin fin de deseos que te otorgo, porque esta noche quiero regalarte la pureza de mi luna.

No dejes mis deseos a flor de piel sin darle el bautizo de tus manos.
No dejes tus deseos inconclusos sin regalarme todas tus humedades, esas que te agitan y te indican que vendrás a mi sin demora a saborear los más dulces elixires que mi piel emana.


Desear que me regales tu mirada de fuego, tu sonrisa insinuante ,el placer de sentir tu tacto, tu respiración agitada , tu corazón enraizado de sensaciones que se te agolpan como niños buscando mi arrullo, ese que por tanto tiempo he tenido guardado en el lugar más secreto de mis escondites y mis misterios piscianos.

Como deseo entrar en tu noche cálida y silente donde sólo tú sabes donde empieza y donde termina y embetunarme de todas las mezclas que componen tu aura y tu karma; mimetizarme con tus gemidos y ser sólo uno, al acoplarnos con el vaivén de todos los deseos postergados.

Necesito que me mires a los ojos y navegues por mi mar de piel en esta noche de exquisita calma . Que te mojes en mis aguas y que tu piel se broncee con toda mi sal de lujuria estancada.

Que la música de nuestros cuerpos marque el compás de los movimientos que ocuparemos, que el maná de mis labios te embriague hasta no saber lo que haces y que te revistas con toda la pasión hasta dejarte sin aliento.

Mi luna brilla con más fuerza al saberte tan apegado a mi cuerpo y de cómo vas elaborando tu propio gozo y avanzando en tu propia travesía a través de los espasmos que te provoco.
La brisa se alborota y toca nuestros cuerpos húmedos, provocando lo que anhelo realizar.



Necesito arrebatarte con mis besos, enloquecerte con mi boca, llevarte al éxtasis con la seda de mis manos esta noche niño mío.
La lujuria ya es nuestra segunda piel al brillo de mi iluminado satélite. Como nos embruja, como hace sus conjuros al ritmo de nuestros ritmos, al vaivén de nuestras ansias.


Como florecen todos los arrebatos que quiero provocarte hasta que no des más y te fundas en mi cuerpo.


Voy sembrando toda mi furia de mujer sobre tu llanura, esa que tanto me espera para que la riegue con mi boca.
Sentirte temblar anunciándome lo que viene , esa explosión de placer que evoca los aromas más excitantes y que siento tan míos.

Ver tu rostro casi al borde del precipicio de tu furia de hombre que no es más que el resultado de los pronósticos que nos habíamos guardado hace mucho ya para este momento.

Ya los gemidos se elevaron al unísono del grito de nuestras almas y de nuestros ardientes corazones, pero no hagamos ruido, shhhh! no, enmudezcamos y sólo gritemos a través de nuestros ojos en llamas y nuestras bocas ahogadas y mojadas.


Vistámonos con el intercambio de nuestras pieles y elevémonos a donde nadie nos pueda alcanzar para saciar nuestra sed de amarnos.

Subamos al infinito , quememos nuestras arterias hasta que se nos evapore la sangre, miremos las estrellas brillar , tomemos sus halos y viajemos juntos así, sin rumbo como dos cometas de fuego hasta posarnos en la esfera macilenta que nos ha regalado su magnífica luz durante toda esta ardiente noche y que tan complicemente nos incitó al encuentro.


Ven amor aquí que te espero , pero no te detengas , ni aquietes tu prisa que he querido regalarte uno de mis tesoros más preciados, ven acá que he querido regalarte toda mi luna....sin más, no te detengas.


(Fotografía de luna llena tomada en Santiago de Chile, el 31/01/07 a las 21:30 hrs. )

1 comentarios:

Rodrigo dijo...

¿Porqué mi doncella porqué me castigas?
¿ No puedo ser yo el que esté en tu vida o en verdad no existe nadie?
Esperándote

Rodrigo