CLICK HERE FOR THOUSANDS OF FREE BLOGGER TEMPLATES »

jueves, 30 de agosto de 2007

En lo imposible


No hacen falta palabras...















Entre las hojas muertas que ha ido dejando este helado invierno, mis pies descalzos y cansados van arrastrando lentamente su dolor.


Un dolor interno, callado, seco, que alberga mi más duro pesar: sentir todo este sentimiento en lo imposible.


Mis alas se reponen para volar otra vez lejos, pero esta vez para siempre, porque necesito que seas feliz y yo no alcanzo.


Mis brazos no llegan a albergarte como antes porque la distancia se interpone como nunca pensé.


Quiero abrir tu camino a donde lo desees dirigir, a ese lugar que tanto anhelas y al mirarte de lejos aunque me duela ...seré feliz.


La soledad me ha dado sosiego mudo, donde ya no hay palabras , donde ya no son necesarias.


Sé que me conoces y escribo para sentirme a tu lado; para decirte que puedo renunciar a todo con tal que tú estés bien, aunque sea muy lejos mío.


Tal vez será mi sacrificio, o la cruz que deberé cargar, pero debo hacerlo porque tu felicidad es mi felicidad.


No quiero forzarte más a estar, a darme auxilio, a darme palabras, porque tarde o temprano te cansarás y no quiero que la lluvia vuelva a caer y nos moje sin preguntarnos que nos pasa.


Hoy mi melodía la compuse tristemente y llora clamando encontrar los compases exactos para poder explicarte como estoy sintiendo.


Ya no quiero darte problemas, ya no quiero hacerte perder, ya no quiero no dejarte dormir y descansar , ya no quiero perjudicarte con mis actuaciones y mis peleas, no más.


Mi mayor anhelo es verte bien y con una vida más calmada, con menos sobresaltos y no como la mía , llena de tristezas y desencantos cuando regreso al pasado.


Me he quedado partida y abatida en mis sueños y en mis fantasías, en mis esperanzas y en mis alegrías.


De cómo fue? ...no sé, sólo ocurrió tal vez un remezón, me hizo comprender el daño que me provocaba y lo peor, que te lo hacía también a ti.


Hoy parto en mi viaje a través de las nubes, hilando esperanzas nuevas y renaciendo al sol.
Y si por ahí encuentras mis alas carbonizadas, no temas amor, sólo piensa que mi alma se ha evaporado y siempre estará muy cerca del sol cuidándote y rogando para que tengas alegrías y felicidad, ese será mi compromiso.


Hoy dejo mis labios desiertos en la imposibilidad de humedecerlos como antes, pero aunque el tiempo sea eterno, mi corazón siempre te amará en cada sueño, en cada noche , en cada gesto que reconozca en la gente y que me recuerde a ti.


Porque esta historia agrandó nuestros corazones y aunque no estemos , los instantes nunca se olvidarán y nuestros sueños jamás se apagarán aunque me haya hecho a la idea que eternamente mi alma vagará y te amará en lo imposible...siempre te amará.

1 comentarios:

mario dijo...

aletargado y pues lleno de sentimientos
me llegó